Sobre la admisibilidad de la documental sin firma electrónica.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Pontevedra acaba de expresar su criterio respecto de la admisibilidad de la documental sin firma electrónica.

Aunque no constituya jurisprudencia en sentido estricto, esta sentencia fundamental realiza una interpretación flexible de las normas que disciplinan la obligación de relacionarse con la Administración de Justicia por medios electrónicos y, sin duda, constituye una valiosísima aportación en una materia muy poco explorada por los órganos jurisdiccionales, como es la sanción impuesta por el artículo 38.2 d) de la Ley 18/2011, que sanciona con la inadmisibilidad la prueba documental que no se ajuste a las reglas que el mismo señala, entre ellas, la necesidad de que lleve firma electrónica, tal como habíamos puesto de manifiesto en otro post de este blog.

Asimismo, la sentencia también aborda obiter dictum la cuestión relativa a la necesidad de que, en la presentación telemática, el escrito principal (la aplicación Lexnet se refiere al mismo en su formulario como “Documento principal”, generando una cierta confusión) lleve firma electrónica cualificada de letrado <<en función del contenido o pretensión deducida>>, cuestión que también habíamos analizado en este blog, últimamente en la entrada La ausencia de firma electrónica de abogado en demandas y otros escritos.

A continuación, reproducimos los fundamentos de la sentencia

También le puede interesar: