La ausencia de firma electrónica de abogado en demandas y otros escritos.

Obra del artista ciberpunk R▲ http://opacity.ru/

Desde 1 de enero de 2016 se ha impuesto a todos los profesionales del Derecho la obligación de utilizar los sistemas telemáticos existentes en la Administración de Justicia para la presentación de escritos y documentos y la realización de actos de comunicación procesal, respecto de los procedimientos que se inicien a partir de esta fecha.

La obligación de utilizar los medios electrónicos de la Administración de Justicia no altera las leyes procesales y, por tanto, sigue siendo necesario que las demandas y otros escritos lleven firma de letrado cuando su intervención sea preceptiva, pues, en otro caso, la demanda, el recurso o cualquier otro escrito no podrá ser admitido a trámite y tendrá que ser rechazado.

Sin embargo, en ocasiones se observa que muchos escritos no cumplen dicho requisito al no llevar firma electrónica de letrado, puesto que en la presentación telemática la firma del abogado tiene que ser realizada mediante firma electrónica reconocida o cualificada.

Ello es así por los siguientes motivos:

1.- La necesidad de firmar electrónicamente los escritos para su posterior presentación telemática no es sólo una obligación jurídica, sino que viene impuesta por las leyes de la física. Es físicamente imposible imponer una firma manuscrita a un documento electrónico adherido a un soporte magnético, con las excepciones de la firma biométrica manuscrita o de la firma con realimentación háptica realizada con el dedo, que no es el caso que nos ocupa.

También le puede interesar: